Maravillas del Tíbet

Maravillas del Tíbet
www.viajesachinadesdemexico.com.mx

lunes, 15 de marzo de 2010

La Asociación Contra el Cáncer en España, financiada por sectores contaminantes

Hace unas semanas, la asociación Antenano-Getxo, dedicada a denunciar los peligros para nuestra salud de la contaminación electromagnética, se dirigió por email a la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC). El pasado 8 de octubre, la Agencia Internacional para la Investigación del Cancer (IARC), dependiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), emitió un nuevo comunicado con la actualización de los resultados del proyecto Interphone. “Aunque todavía los resultados son parciales, nos dice que en base a estos resultados, los usuarios que lleven más de diez años usando el móvil, tienen más posibilidades de contraer cáncer”, argumentaban en su correo electrónico estos ciudadanos. Por ello, pedían a la AECC que se pusieran al día informativamente, al tiempo que le manifestaban su incredulidad al comprobar que la compañía Telefónica, cuyas antenas y aparatos de telefonía -como los de todas las marcas- emiten contaminación electromagnética, es uno de los patrocinadores de esta asociación contra el cáncer. La página web de la AECC exibe, además del de Telefónica, los anagramas de las empresas Accenture y Microsoft como “colaboradores”.

aecc1El correo de contestación de la AECC, a través del doctor José Ángel García-Sáenz, no se hizo esperar: “Efectivamente en los últimos días hemos contemplado la noticia sobre la eventual asociación entre el uso de la telefonía móvil y un riesgo mayor de tumores cerebrales. Independientemente del debate que suscita, los que realmente sabemos a día de hoy es que no hay datos definitivos de esta relación.

Cierto es que se acaba de finalizar un estudio global epidemiológico (Interphone&mdash) al respecto, pero todavía no está publicado ni validado (Parece que los resultados definitivos se publicarán en 2009).

Las filtraciones de los resultados preliminares de este estudio generan noticias como la que recientemente hemos tenido. Los datos ofrecidos son parciales y no se deben considerar concluyentes hasta que no se analicen los resultados de forma global. Los propios autores subrayan que no tienen carácter definitivo y que no deben servir para sacar conclusiones sobre la normativa de los teléfonos móviles. Por esta razón y a día de hoy, debemos ser prudentes y no entrar a valorar estas noticias”.

Antena No respondía de nuevo y desde hace semanas su requerimiento de información no ha sido contestado por el responsable de la AECC: “Lo que me sorprende es que en un tema como este de las ondas en el que quizás no haya aún un estudio definitivo, pero si hay ya indicios que nos advierten del peligro de un uso indiscriminado de esta tecnología, parece que no se pueda hacer nada hasta que esto esté definitivamente probado, para entonces y si se cumplen las peores espectativas, puede haber enfermos o muertos (como pasó con el tabaco), como ustedes sabrán existen varios estudios que van advirtiendo de ello (…) referidos expresamente al cáncer, este mismo verano (además del Interphone), hemos podido ver cómo el Instituto del Cáncer, de la Universidad Norteamericana de Pittsburgh, también nos lo advertía, sobre todo ponía énfasis en el caso de los niños, (…) el estudio Reflex, el BioInitiative, llamamientos de oncólogos franceses (…) el 4 de Septiembre de este año, el Parlamento Europeo, emitió una resolución sobre Medio Ambiente y Salud, en la que también advertía de esta tecnología, (…) tampoco puede ser correcto que la prudencia nos lleve a la inactividad, algún término medio habrá ¿no? además, si no, puede caer la duda sobre si esa inactividad se debe a que uno de los patrocinadores de la AECC sea Telefónica, por lo tanto, ¿sería posible hacer algo?”. Ya digo, callada por respuesta de la Asociación Española Contra el Cáncer.

LA AECC tiene unos criterios que deben cumplir las compañías que les aporten fondos, que están relacionados con el compromiso social, la gestión transparente de sus actividades, el respeto al mediombiente o la salud. Pero entre las empresas que colaboran con la AECC están, además de las citadas, laboratorios farmacéuticos como Abbott, AstraZeneca, Sanofi Aventis o Pfizer -a los que dediqué un capítulo propio en el libro Traficantes de salud- o Roche; bancos que invierten en refinerías petroquímicas como BBVA y Caja Madrid, o el Santander Central Hispano y La Caixa; de energía nuclear como Iberdrola o grandes emisoras de CO2 por los automóviles que fabrican como Ford -temas que se abordan con detalle en Conspiraciones tóxicas-.

aecc2

Por Miguel Jara-Periodismo comprometido

Para recibir mas articulos como este,
Subscribete gratis a Publicalpha por Email


Para: Publicalpha.com
Subscríbete para recibir más artículos como éste en tu email...Es Gratis!
Compartir


No hay comentarios: