Maravillas del Tíbet

Maravillas del Tíbet
www.viajesachinadesdemexico.com.mx

miércoles, 14 de enero de 2009

DIAS DE SMOG

Con este término se denomina al conjunto de niebla y humo producidos por las industrias y los residuos de los combustibles de los vehículos. Es una palabra inglesa que proviene de la unión del vocablo smoke, que quiere decir humo, y fog, que quiere decir niebla. Las sustancias contenidas en el smog son partículas gaseosas y sólidas.
Si se sube a una parte alta como una montaña o un rascacielos se ve a veces claramente una "nube negra" de smog sobre la ciudad. A veces es tan intensa que parece que esté nublado. Es capaz de robar su brillo a las estrellas en la noche.
Algunos días, cuando la inversión térmica de la atmósfera hace que los productos contenidos en el smog se acumulen en las partes bajas, aumenta tanto la contaminación en las calles de las grandes ciudades que muchas personas sufren de problemas respiratorios por esta causa, en especial en los sujetos más sensibles como los niños pequeños y ancianos. Estos últimos suelen presentar dificultades para respirar. Cuando el smog es muy intenso, muchas personas sufren irritaciones o molestias en los ojos, que a veces se encasillan bajo el dudoso diagnóstico de "conjuntivitis alérgica".
Cuando el smog es muy intenso, es necesario, si no podemos abandonar la ciudad, ESMERAR LAS MEDIDAS DE PRECAUCION Y DOBLAR LAS DOSIS DE ALGUNOS ANTÍDOTOS DE LA POLUCIÓN, tales como las vitaminas A, C, E, B15 y selenio.
El smog no sólo afecta al organismo humano, sino que también daña a las plantas, animales, superficies de edificios y obras de arte.
Se sabe que los niños son hasta cinco veces más sensibles que los adultos a ciertos compuestos del smog. El famoso smog de Londres, de 1952, produjo casi 4,000 muertes causadas por la contaminación aérea en personas que, en general, ya padecían alguna enfermedad respiratoria o cardiaca.
El Polvo
El polvo de hoy no es el que limpiaban nuestras abuelas. Actualmente, junto con sus componentes habituales, fragmentos de tierra, bacterias, moho, partículas animales, etc., encontramos numerosas partículas de agentes contaminantes tales como sustancias cancerígenas de los humos de vehículos y tabaco, plomo, asbesto, dióxido de azufre, aerosoles, plástico, productos de limpieza, radón procedente del cemento (un gas radiactivo) y muchas otras sustancias químicas, algunas de las cuales ni tan siquiera se conocen. Este polvo es especialmente peligroso durante el invierno debido a la calefacción y a que las viviendas no se airean lo suficiente.
Las amas de casa, acostumbradas a luchar contra el polvo, saben a lo que me refiero...¡es como nunca acabar! En las grandes urbes, por más que limpien, los paños blancos vuelven a salir negros a las pocas horas...
Conviene evitar en la medida de lo posible la acumulación de polvo en el hogar, especialmente en las habitaciones donde se duerme.

Subscríbete para recibir más artículos como éste en tu email...Es Gratis!

No hay comentarios: