Maravillas del Tíbet

Maravillas del Tíbet
www.viajesachinadesdemexico.com.mx

lunes, 15 de marzo de 2010

Ocultamiento del aumento del cáncer

Ralph W. Moss

El colmo del desatino

Funcionarios de California han revelado que la Administración de Veteranos USA (VA), organismo que trata a muchos veteranos de guerra, ha ocultado deliberadamente datos de la incidencia del cáncer en los registros estatales de todo el país. La consecuencia de ello es que unos 70.000 nuevos casos de cáncer diagnosticados anualmente, casi el 5% del total nacional, no se registraron en los últimos años.

Un informe interno del ‘Programa de vigilancia del cáncer’ desvela que la VA ocultó información sobre el número de casos de cáncer a los registros estatales a finales del 2004. A consecuencia de esta política “los datos nacionales y estatales son incompletos e inexactos”, declaró Kurt Snipes, del Departamento de Programas de Vigilancia del Cáncer, de los Servicios Sanitarios de Sacramento, California.

Los funcionarios del VA admitieron ocultar datos de la incidencia del cáncer, pero argumentan que lo hacen para proteger el derecho de privacidad de los veteranos. Sin embargo, curiosamente, continúan informando de diagnósticos de casos que no son de cáncer, como VIH/SIDA. La VA también ha negado el permiso a funcionarios de la sanidad estatal para llevar a cabo revisiones de casos en sus hospitales. Según Reda Wilson, de los Centros de Control de Enfermedades (CDC) de Atlanta, los hospitales de la VA de al menos 13 estados, ya no informan de los casos de cáncer y el suministro de datos de la VA también es incongruente en otros 14 estados. Además, la oficina de Registro de Cáncer de Florida jamás ha recibido datos de la VA. La misma Administración de Veteranos admite que 29 de sus hospitales ocultaron datos sobre el cáncer en 2006.

El Dr. Wilson afirma que esta ocultación deliberada de información ha dado como resultado que se hayan omitido, a escala nacional, entre 40.000 y 70.000 casos al año. Consecuentemente, son inexactas las cifras oficiales de la incidencia anual de los tipos de cáncer más agresivos como los de próstata, pulmón y colon. El Instituto Nacional del Cáncer (NCI), y otras organizaciones nacionales de programas de vigilancia, admiten que el cálculo de la tasa de cáncer a escala nacional del año próximo será artificialmente baja debido a la omisión de datos por parte de la VA. Según los funcionarios, la omisión podría introducir “sesgos incorregibles” en los futuros estudios epidemiológicos. “La investigación de mediados del primer decenio del siglo XXI requerirá siempre un asterisco, o quizá una etiqueta adhesiva, para recordar a investigadores y público que los datos son incorrectos”. Han fracasado todos los esfuerzos realizados por científicos del NCI, así como de otros organismos, para tratar de evitar esta política de permitir que se introduzca tan evidente sesgo, y el Departamento de Sanidad y Servicios Sociales (HHS) de EEUU se ha negado a intervenir. “Hemos trabajado con la VA durante más de cinco años, pero las cosas han empeorado”, afirmó Holly Howe, de la Asociación Norteamericana de los Registros Centrales del Cáncer.

La respuesta de la VA revela una increíble actitud defensiva ante las acusaciones. “Esto está empezando a parecer una caza de brujas por parte del ‘Programa de Vigilancia del Cáncer’ para castigar a la VA por no someterse a sus dictados”, ha declarado Raye-Ann Dorn, coordinadora nacional de la VA para los programas sobre el cáncer. “Su queja principal es que la VA se haya negado a sus tácticas represivas y que tenga la audacia de proteger la información sobre la salud privada de sus pacientes de las improcedentes invasiones de su intimidad”, añadió.

A mediados de enero, el Presidente Bush fue al NCI, donde se atribuyó públicamente el mérito de la disminución de los números de cáncer en las estadísticas. Aprovechando la bajada de medio punto en la mortalidad por cáncer entre 2003 y 2004, declaró: “Estamos progresando”. El presidente Bush también definió esta ínfima bajada en la mortalidad como “la mayor bajada jamás registrada”. Podemos imaginar qué harán los portavoces de la administración actual con una aparente bajada del 5%.

La misma VA realiza en la actualidad un estudio de la incidencia del cáncer en veteranos de la Guerra del Golfo. Aparte de eso, los medios de información han comenzado a mostrar preocupación por el posible aumento de casos de cáncer entre los veteranos de la guerra de Iraq. Pero, irónicamente, la VA basa su estudio en –¡lo han adivinado!- esos mismos registros estatales a los que deliberadamente ocultan datos. Algunos funcionarios estatales se han negado a participar en dicho estudio, porque no creen en la validez de sus propios datos.

EL NCI y los registros estatales del cáncer están tratando de introducir algunas correcciones estadísticas en sus datos, con el fin de incorporar los casos de cáncer de veteranos que faltan y minimizar así el impacto de su omisión en las estimaciones de las tasas de cáncer de EEUU. Menuda situación se crea cuando un departamento del gobierno tiene que desarrollar complicadas fórmulas para corregir los errores y omisiones perpetradas por otros organismos.

RALPH W. MOSS, phD. Extracto de Muscadine Grapes Inhibit Prostate Cancer Cells (La muscadina, una sustancia de las uvas inhibe el cáncer de próstata). Sección Guerra contra el cáncer.

Fuente: Townsend Letter for Doctors & Patients, enero 2008

Contacto: 911 Tyler Street
Pt. Townsend; Washington 98368-6541 USA
Web: www.townsendletter.com
Correo-e: info@ townsendletter.com

Para recibir mas articulos como este,
Subscribete gratis a Publicalpha por Email


Para: Publicalpha.com
Subscríbete para recibir más artículos como éste en tu email...Es Gratis!
Compartir


No hay comentarios: