Maravillas del Tíbet

Maravillas del Tíbet
www.viajesachinadesdemexico.com.mx

martes, 28 de septiembre de 2010

Industria médica y asistencia sanitaria

    Alfredo Embid

    Más de 100.000 muertos al año por falta de asistencia sanitaria en el país del mundo que se gasta más en sanidad

    Vicente Navarro describe así la paradoja: “Estados Unidos es el país del mundo que se gasta más en sanidad, nada menos que el 16% de su PIB, en atención sanitaria. Ningún otro país se gasta tanto en sanidad como EEUU. En comparación, Francia se gasta un 11%, Reino Unido un 8,4% y España un 8,5% (este porcentaje incluye gasto público y gasto privado). Y, a pesar de este enorme gasto, 47 millones de habitantes no tienen ninguna cobertura sanitaria (esta cifra es probable que sea, incluso, mayor al no incluir el gran número de personas en aquel país que no están censadas), provocando la muerte de 45.000 personas al año como consecuencia de no recibir atención sanitaria, resultado de no tener aseguramiento sanitario y no poder pagar la atención médica que necesitan. En realidad, esta cifra (estimada por el conservador Institute of Medicine) subestima la mortalidad prevenible que ocurre por no tener cobertura sanitaria. Un número más realista es el calculado por el profesor David Himmelstein, de la Universidad de Harvard, que ha calculado que el número de muertos debido a la falta de aseguramiento sanitario asciende a más de 100.000 al año.

    Además de la falta de cobertura que afecta al 16% de la población censada, existen 62 millones de personas que tienen insuficiente cobertura sanitaria; es decir, su póliza sanitaria cubre un numero muy reducido de servicios médicos, con lo cual, en caso de enfermedad, pueden llegar a pagar hasta un 10% o más de sus ingresos anuales, en facturas médicas a las compañías de seguros, a los hospitales o a los médicos que les atienden. En realidad, el 60% de las bancarrotas individuales que se dan en EEUU se deben a personas que se han arruinado como consecuencia de no poder pagar sus facturas médicas. La carestía en la cobertura sanitaria está tan generalizada, que el 42% de las personas que se están muriendo como consecuencia de tener una enfermedad terminal, indican estar preocupadas por cómo ellas o sus familias pagarán sus facturas médicas. Ningún otro país alcanza tal nivel de crueldad. Y utilizo este término con todo rigor. Insto al lector a que se imagine una situación semejante en su propia familia y que piense en la angustia de, incluso en los momentos en que la persona se está muriendo, tener que preocuparse por cómo pagar los servicios sanitarios que recibe. Esto es lo que ocurre en EEUU. Es el capitalismo duro, sin guantes”.

    La situación sigue empeorando. En varias comunidades de Estados Unidos se han cerrado hospitales públicos por falta de financiamiento. Más de 50 millones de estadounidenses que no pueden pagar seguros médicos privados y los que pueden pagarlos se enfrentan con que constantemente clínicas y hospitales aumentan los costos de la atención y los facturan aparte, según revela una investigación sobre los precios promedio de cuatro tratamientos médicos comunes realizada en Florida por el diario Sun Sentinel. El diario expone el caso ejemplar de Steve Baughan, gerente de construcción desempleado que al presentársele un dolor en el vientre acudió al University Hospital and Medical Center en Tamarac. Este señor tenía cobertura básica con un deducible elevado y se consideró afortunado por regresar a casa en solo tres horas. Es decir, atención rápida y esmerada.

    Lo malo ocurrió después, cuando le llegó la factura por 18.500 dólares que incluían 12.000 dólares por dos tomografías, 2.150 dólares por pruebas de sangre, 130 dólares por unas gasas, además de otros servicios hasta llegar a la suma total. “No lo podía creer. Pueden cobrar lo que les parezca y no se puede hacer nada” (2) .
    El autor recalca que ésta es la situación de los que disponen de seguro médico, pero recuerda que hay 50 millones de personas que en Estados Unidos ni siquiera tienen la posibilidad de sufrir ese atraco médico.
    Y esta catástrofe sanitaria amenaza con ir a peor como lo apunta la siguiente noticia.

    Dirás que esto aquí no puede pasar, pero te equivocas, ya está pasando.

    La creciente privatización de la sanidad pública sigue avanzando en España. El mal llamado “copago” está en ciernes y se habla de establecer una lista de prestaciones básicas gratuitas, y pagar una póliza para poder acceder a las restantes (como en EE.UU.). Ángeles Maestro explica cómo se viene ejecutando el robo de la sanidad pública española en un artículo reciente que te recomiendo.

    ¿Te seduce encontrarte próximamente en la situación de Steve Baughan?
    Si es así, no hagas nada y sigue confiando en los políticos.

    Fuente:

    1. Luces y sombras de la reforma sanitaria de Obama EE.UU., revista digital Sistema, 26 de marzo de 2010.http://www.vnavarro.org/?p=4085#more-4085
    2. Hedelberto López Blanch. Salud pública en diferentes sistemas. Rebelión
      http://www.rebelion.org/noticia.php?id=105629
    3. Ángeles Maestro. El robo de la sanidad pública. Kaosenlared. http://www.kaosenlared.net/noticia/el-robo-de-la-sanidad-publica
Para recibir mas articulos como este,
Subscribete gratis a Publicalpha por Email


Para: Publicalpha.com
Subscríbete para recibir más artículos como éste en tu email...Es Gratis!



No hay comentarios: