Chip gratis: aplica cupón VIAJESACHINA

jueves, 25 de diciembre de 2008

El mercurio, veneno mortal

El mercurio es uno de los venenos con presencia más universal en nuestro medio ambiente. Ha contaminado el agua, la tierra y nuestros suministros alimenticios.
El mercurio es un veneno mortal, acumulativo. Puede dañar al cerebro y al sistema nervioso central. También interfiere con la actividad enzimática, daña a los riñones y al hígado y produce parálisis y ceguera.
Sus utilizaciones para la industria y la medicina son muy conocidas, pero por desgracia, casi nadie es consciente de su extrema toxicidad. El mercurio produce un efecto devastador sobre el sistema inmunológico del cuerpo. Puede desactivar los linfocitos T. Esto significa que el mercurio puede alterar los mecanismos corporales de defensa contra la infección y la enfermedad, permitiendo también una mayor susceptibilidad a las alergias. Algunos pacientes son diagnosticados como esquizofrénicos cuando en realidad son víctimas de un envenenamiento de plomo o mercurio. Es siempre interesante en estos enfermos llevar a cabo un análisis del cabello y si se considera necesario una terapia para ayudar a eliminar el mercurio del cuerpo, lo que en ocasiones puede dar lugar a... ¡verdaderas resurrecciones!
Resumiendo la toxicidad del mercurio, las formas más graves de intoxicación son: lesiones cerebrales, trastornos del sistema nervioso central y defectos de nacimiento.
Las principales fuentes de contaminación de mercurio para la población:
*Empastes dentales con amalgama de mercurio-plata
*Termómetros y barómetros rotos
*Consumo de semillas de cereales tratados con fungicidas de metilmercurio
*Consumo de animales marinos de gran tamaño: pez espada, atún, merluza, lucio, etc.
*Mariscos, crustáceos y moluscos
*Algunos polvos corporales y talcos
*Productos de cosmética con mercurio
*Cremas aliviadoras de la piel
*Ungüentos psoriáticos
*Laxantes
*Diuréticos mercuriales (utilizados en medicina)
*Supositorios para la hemorroides con substancias mercuriales
*Mertiolato
*Suavizantes de ropa
*Fungicidas para uso en céspedes, árboles, arbustos, etc.
*Baterías con acumuladores de mercurio
*Cinabrio (en joyería)
*Tatuajes
Aunque existen muchas fuentes potenciales de contaminación de mercurio, la mayor exposición a la que se está expuesto proviene de cinco fuentes: animales marinos en la dieta, plaguicidas, los cosméticos, las medicinas y nuestro odontólogo. Evítelas en la medida de lo posible.
ANTÍDOTOS CONTRA EL MERCURIO
*Si no es usted un vegetariano estricto, limite su consumo de pescado a sólo una vez a la semana y asegúrese de acompañarlo con varios de los antídotos adecuados, especialmente el ajo.
*Si desea tener hijos, ambos harán bien en hacerse con suficiente anticipación un análisis del cabello para detectar sus niveles por contaminación por mercurio. Si éstos fueran elevados harán bien en seguir durante un mínimo de tres meses antes de la concepción el programa de antídotos al máximo rigor y abstenerse de los principales focos de contaminación.
*Intente alimentarse de productos orgánicos en la medida de lo posible.
*Beba muchos jugos de verduras y frutas crudas.
*Selenio: tome un suplemento diario de selenio orgánico de 50 a 100 microgramos. Utilice un preparado de levadura, pues su eficacia biológica es hasta 20 veces superior a la de los preparados inorgánicos (la marca Soria Natural tiene unas presentaciones muy útiles).
*AJO: ingiera ajo habitualmente en su dieta, como mínimo tres veces a la semana. De cinco a diez dientes de ajo diarios repartidos en 2 tomas, como mínimo.
*Vitamina C: hasta 3,000 miligramos diarios, la ingestión diaria hay que dividirla en dos o tres dosis durante un periodo de 24 horas, y debe ser de fuente natural, el ácido ascórbico de farmacia tiene la mitad de eficacia que el natural.
*Vitamina E: 400 U.I. diarias.
*Vitamina B6: de 50 a 200 mg.
*Vitamina B1: 50 miligramos por la mañana y por la noche, preferentemente acompañada de las vitaminas del complejo B.
*Ácido pantoténico: de 100 a 400 mg. Especialmente si se eliminan los empastes o si se está expuesto a fuentes directas de contaminación.
*Levadura de cerveza amarga: dos cucharadas al día tomadas dos o tres veces a la semana.
*Yoghurt natural (sin azúcar) y col agria (sauerkraut) fermentados con lactophilus: son determinantes en la tasa de excreción del mercurio
*Ginseng

No hay comentarios: