Maravillas del Tíbet

Maravillas del Tíbet
www.viajesachinadesdemexico.com.mx

miércoles, 24 de diciembre de 2008

La Cura de Limón

Muchas enfermedades pueden ser aliviadas y curadas con éxito con la cura de limón correctamente aplicada y adaptada a cada caso. Esta fruta posee en realidad mucho más valor curativo del que se le atribuye.

¿Cómo explicar las propiedades atribuidas al limón? En primer lugar el limón, a pesar de su sabor ácido, posee un extraordinario poder alcalinizante y neutralizante de los ácidos. Además, ¿no es el símbolo de la vitamina C por excelencia? El limón es el enemigo más grande de todas las toxinas, no importa en que lugar del cuerpo, órgano o tejido se hallen sedimentadas. En realidad, sería difícil citar varias enfermedades en que el limón no fuera útil. Por el contrario, si quisiéramos citar los beneficiosos efectos del limón en las distintas enfermedades necesitaríamos escribir un libro de grueso volumen. En mi opinión, nadie que aprecie su salud debe omitir la cura de limón una o dos veces al año.

Pero he de llamar la atención sobre el hecho de que NO DEBE ABUSARSE DEL LIMÓN, ya que cuando se toma en cantidad excesiva y durante demasiado tiempo, tiene efectos desmineralizantes e irritante sobre las mucosas del tubo digestivo. De aquí que muchos fanáticos del limón acaben con serias descalcificaciones de su sistema óseo, y con incapacidad para digerir correctamente. También puede atacar el esmalte de los dientes de aquellas personas que no lo tienen cubierto de un esmalte normal y resistente. Por ello recomiendo tomar el limón con un popote, procurando evitar el contacto del mismo con los dientes, y haciendo a continuación unos buches de agua filtrada para quitarse el ácido de la boca, ¡no olvide éso!

Ahora bien, estos trastornos únicamente se dan en sujetos extremadamente fanáticos, que ingieren de 20 a 30 limones diarios sistemáticamente durante varios meses, a la vez que siguen dietas muy desequilibradas, de tipo "frugivoro", en las que excluyen sistemáticamente cereales, lácteos, huevos, etc., y no durante un corto periodo de tiempo con fines de eliminación, sino que pretender vivir con semejante dieta. Por el contrario, nunca he podido observar, que el limón hiciese el menor daño si se utiliza con discernimiento.

Para la CURA DE LIMÓN se usa el jugo de limón puro o también diluído con agua. Y cada día se toma un limón más, de forma que el quinto día tome 5 limones, el sexto día 6 limones y 7 limones el séptimo día. Mayor cantidad no la aconsejo sin supervisión de un naturista calificado. Es importante disminuír el jugo de limón de la misma manera como se ha aumentado, es decir, que después de haber llegado al máximo de 7 limones se tome cada día un limón menos.

El jugo de limón debe ser tomado siempre con la ayuda de un popote y detenidamente ensalivado. Evite tomarlo con agua muy fría o recién sacados del refrigerador. Excepto en casos de obesidad, diabetes, etc., no existe inconveniente en que le añada miel cruda a la dilución.

Se desaconseja la ingestión de limón durante la menstruación.

Con este método la cura de limón es muy eficaz y absolutamente inofensiva. Esta cura se puede repetir dos veces al año.

Contacto: cereschina@gmail.com

No hay comentarios: